Todo pasa por algo

En el fondo sabemos que esta afirmación es cierta, aunque en la vida nos encontramos situaciones que nos hagan pensar que no hay motivo alguno por el que algo deba suceder.

Pero os aseguro que todo lo que nos ocurre tiene una enseñanza que aportarnos y algún beneficio oculto que tendremos que aprender a buscar.

Según la ley de la atracción cualquier situación que la vida nos presente llega a nosotros porque la hemos "atraído".  Por lo que en realidad nosotros seríamos creadores de nuestro propio destino y la vida sólo un lienzo en blanco donde poder pintar.

Pero de repente nos topamos con una circunstancia desagradable que cuando llega nos hace pensar que es imposible que nosotros la hayamos atraído, y nos es muy difícil buscar un lado positivo al que aferrarnos. Es entonces cuando falla nuestra fe y nos deprimimos.

Por eso hoy os quiero poner el ejemplo de una amiga mía:

Se trata de una historia en la que la protagonista es una jovencilla que se queda embarazada con 23 años y las cargas familiares la obligan a dejar los estudios. Encantada de la vida con su maternidad decide trabajar en un callcenter, logrando así un poco de estabilidad económica. Pero, como en esta vida nada es para siempre, llega la crisis y de la noche a la mañana se queda sin trabajo. Para entonces esa valiente mujer ya tiene dos niños y una casa que pagar, por lo que la noticia del despido se presenta como un mazazo para ella.
Por suerte su marido no quiere verla desanimada y, estando ella en paro, la anima a retomar los estudios de educación infantil que tanto la había apenado tener que dejar. Pasado un año y medio esta heroína ya tenía su título y testaba trabajando en una escuela infantil. Había completado así uno de sus sueños.

Es cierto que de primeras el despido fue una situación muy complicada que asumir pero, si analizamos el resultado que obtuvo, podemos asegurar que todo en esta vida tiene un motivo, y que una mala noticia puede convertirse en buena si nosotros le cambiamos la perspectiva.

Os animo a buscar la enseñanza en cada momento que la vida os presente y, si es posible, que la compartáis en este blog y podamos todos aprender de las experiencias.

Hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada